La gran familia de ELIN

Ceuta, Ceuta, España1 MesAnualReducción de las Desigualdades

La Asociación “ELIN” está formada por personas voluntarias (es decir, que nadie trabaja en ella) y que, ante la realidad de la inmigración en España, viene trabajando en Ceuta y otras ciudades desde el año 1999. 

Logo de la Asociación "ELIN"

Es una asociación civil e independiente, sin fines lucrativos. Es pluralista y solidaria.

“TODOS Y TODAS TENEMOS LA MISMA DIGNIDAD Y DERECHOS, PERO NO LAS MISMAS OPORTUNIDADES”

Ceuta es una ciudad que presenta una cantidad de contrastes impresionante. Es Europa y África a la vez. Las realidades que se viven en ella distan mucho de lo que podemos percibir desde los medios de comunicación, CEUTA HAY QUE VIVIRLA. 

A esta ciudad, diariamente llegan inmigrantes, en su mayoría de origen subsahariano. Por sus costas, escondidos en coches o saltando la alambrada, llegan a Europa personas que han pasado un durísimo camino. 

Una vez que llegan se encuentran con que están, geográficamente, en África y legalmente, en una ciudad que no pertenece al espacio Schenguen, es decir, que aun siendo Europa, no pueden desplazarse de libremente debido a la externalización de fronteras. Con lo cual se ven obligados a residir en un Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (llamado CETI) hasta que el Gobierno de España les “autorice” a pasar a la península (con su orden de expulsión), algo contradictorio y complejo. 

La persona que quiere venir a ELIN a vivir esta experiencia ha de ser alguien que sea consciente de la realidad de la inmigración que se vive en España y que, piense y viva esa idea de “igualdad” que aquí compartimos. El tema del idioma es también muy importante, para poder tener una comunicación más fluida y profunda, es necesario el FRANCÉS (ya que en su mayoría son francófonos). Cualidades como la flexibilidad, la adaptación, aceptación y dinamización son también muy importantes. 

A lo largo del año vienen grupos de voluntarios: en Semana Santa a celebrar la Pascua y en el mes de Agosto. Durante el resto del año, los voluntarios que vienen lo hacen por sus propios medios (es decir, ellos se cubren su propio alojamiento y manutención). No existe una estancia mínima fijada, pero sí que es cierto que, para que alguien pueda entender y vivir realmente el sentido de vivir esta experiencia, yo aconsejaría un mínimo de uno o dos meses. Es mucha cantidad de información, entender el porqué de muchas causas que hacen a las personas migrar, las condiciones, el entramado legal que se encuentran al llegar y pisar Europa y lo que les depara el futuro una vez que dejan Ceuta. 

Las actividades que llevamos a cabo son un medio que posibilita crear esas relaciones de amistad e intercambio. Damos clase de español de lunes a viernes por las tardes, los martes hacemos talleres de manualidades, los miércoles tenemos un taller de música, los jueves realizamos el taller “Dímelo el jueves”, en el cual trabajamos habilidades sociales, de relación e integración, los viernes jugamos al fútbol y los sábados por la mañana salimos a correr.

Nacimiento

¿Cómo nace ELIN?

En el año 1999, tres religiosas de la congregación Vedruna llegan a Ceuta para trabajar con inmigrantes y niños de la calle. Entonces, no se había construido la alambrada (frontera) que existe en la actualidad, ni tampoco un Centro de Estancia para inmigrantes. 

Ellas acogían, curaban, defendían e informaban a éstos de su situación y también atendían a menores en situación de calle y exclusión social.  

Después de unos años, fueron conscientes de la necesidad de crear una plataforma social para poder seguir denunciando las vulneraciones y violaciones de derechos que sufrían, en concreto, los inmigrantes. Y fue así como, las tres religiosas, seis personas de Ceuta crearon ELIN en el 2002. A raíz de ahí se fueron agregando voluntarios/as. 

El nombre de ELIN no fue escogido al azar, es un nombre que recoge muy bien la filosofía y el hacer de esta asociación: ELIN es el nombre de un oasis de una lectura del Éxodo, el texto nos cuenta cuando el pueblo de Dios iba en busca de la Tierra Prometida se encontró con un oasis, un lugar para coger fuerzas después de un camino muy duro, un lugar de paso donde reponer fuerzas y continuar. Y es así, ELIN es un lugar donde los inmigrantes que llegan a Ceuta vuelven a recuperar la esperanza de su aventura, donde reponen fuerzas para seguir y conseguir su sueño. 

Visión

Es complicado poder plasmar en un escrito en qué consiste nuestra visión. ELIN es verdaderamente una FAMILIA. Tiene esa esencia que otras muchas Asociaciones han olvidado y es la de luchar juntos, hacia una misma dirección, dando y recibiendo a lo largo de todo el camino. Es la idea de crecer como personas, de compartir la GRAN RIQUEZA de la INMIGRACIÓN. 

Como ya he comentado y quiero seguir haciendo hincapié, partimos de la premisa de que TODOS Y TODAS SOMOS IGUALES EN DIGNIDAD Y DERECHOS, por lo que nuestra manera de relacionarnos se desarrolla en un clima de confianza, amistad y respeto mutuo. 

Algo que me parece más que positivo es que, el grupo de voluntarios y voluntarias no consta solo de personas españolas, sino que las mismas personas inmigrantes forman parte de él. Por ello, se crea un equipo heterogéneo, que conoce bien las necesidades de los inmigrantes, que aporta cantidad de puntos de vista y vivencias personales que nos hacen crecer a pasos agigantados. 

Foto de grupo

Misión

- La DEFENSA de los derechos de las personas migrantes, una defensa activa que llevamos a cabo en forma de manifestaciones, concentraciones, círculos de silencio o en las terribles tragedias que hemos vivido con las muertes de inmigrantes en el mar o en la valla… 

- Además, para ello, formamos parte de una red de organizaciones a nivel de Europa y África que se llama “MIGREUROP”, una red que vela por los derechos, en concreto en las fronteras Schenguen y denuncia sus violaciones. 

- SENSIBILIZACIÓN, creando espacios que favorecen encuentros personales que generan ese CAMBIO, que fomentan esa PARTICIPACIÓN CIUDADANA tan necesaria. Hemos hecho actividades de sensibilización en colegios e institutos, en jornadas y cursos en la Universidad.

- ACOGIDA y ACOMPAÑAMIENTO durante su estancia en Ceuta, y una ORIENTACIÓN de los recursos administrativos que existen tanto aquí como en la península. 

- Las ACTIVIDADES son un MEDIO, una excusa que posibilita crear lazos, crear relaciones, aprovechar esa riqueza que la inmigración nos ofrece. No son solo clases de español, taller de música, viernes y sábados de deporte, conocer la ciudad o taller de velas, son infinidad de momentos en los que compartir CULTURA, VALORES, INQUIETUDES… es ese afán de INTEGRACIÓN el que les hace aprender la lengua. 

- Y yendo más lejos, también tenemos un GRUPO de voluntarios y voluntarias en RABAT, gracias a ellos podemos seguir viviendo y conociendo en primera persona, la realidad que viven en Marruecos. Hacemos varios talleres de formación y aprendizaje para la vida a lo largo del año. 

Baúl de los recuerdos

La primera vez que pisé ELIN fue en el verano del 2010, estaba en un campo de trabajo en Algeciras, también con inmigrantes, y pasamos tres días en Ceuta. 

Existían muchos factores para dar explicación a mis sensaciones que erizaban mi piel. Ceuta fue la ciudad que prácticamente me vio nacer y dónde viví mis primeros años… 

Esos tres días vividos aquí fueron una mezcla entre duros, intensos, difíciles y felices… Ceuta tiene esa capacidad de llenarte de contrastes, de sentimientos que se contradicen, en poco tiempo, en poco espacio. Esta pequeña experiencia fue la que me confirmó que quería dedicarme a trabajar con migrantes. 

Cuatro años más tarde, volví, ya como Educadora Social que busca un hueco en esta ciudad. Yo misma sabía que encontrar trabajo aquí no sería una tarea fácil, pero desde el primer momento, volví a ELIN para ofrecerme y empezar a ser voluntaria. 

Poco a poco fui involucrándome más, poco a poco tejiendo relaciones tan intensas, hasta llegar a considerarla parte de mi familia, parte de mí. 

ELIN tiene algo especial… es entrar por la puerta y sentir esa positividad que se queda impregnada en las paredes, positividad de tantas personas que han pasado por ella, tantas historias de valientes que arriesgan su vida buscando un futuro digno. 

En dos años se escriben muchas historias… recuerdo bien el primer grupo que cogí como clase, que querían empezar la clase cinco minutos antes de la hora y no querían terminarla… recuerdo las caras de ilusión el día que les dan la autorización para pasar a la península… recuerdo muchas de esas despedidas difíciles, de esos abrazos que dicen “hasta pronto”, de los reencuentros en Madrid y Sevilla… 

Tengo la suerte, además, de compartir otra de mis pasiones con ellos, CORRER. Una vez a la semana entrenamos juntos. Recuerdo sábados de invierno, corriendo y cantando por las calles de Ceuta, dando palmas y disfrutando. Recuerdo el sufrimiento de los últimos kilómetros de una media maratón en la que tuve más público y animadores que los que podía imaginar… 

Los sábados solemos salir a correr

Los viernes por la tarde jugamos al fútbol

Cada día es un regalo, por eso no puedo expresar la cantidad de momentos especiales que he vivido en ella. Cada persona es un mundo y aquí tenemos la suerte de poder conocer muchos mundos… 

No podría agradecer con nombres y apellidos a todos y todas aquellos/as que me han marcado en esta experiencia, porque son numerosos. Sólo sé que me ha tocado la lotería primero, por nacer donde he nacido, y segundo, por tener esta segunda familia. 

Consejos

Ceuta es una ciudad muy cara para los alojamientos pero hay varias pensiones que son más asequibles (Pensión la Puntilla y Pensión La Bohemia). En cuanto al viaje, hay un descuento del 50% en el tren si la compañía naviera con la que viajas de Algeciras-Ceuta es Balearia. Lo mejor es ponerse en contacto con alguna agencia de aquí para que los billetes sean más asequibles. 

ELIN, como ya he dicho antes, no es una experiencia que se quede aquí, es algo que continúa una vez que vuelves, es algo que te marca y cambia tu manera de ver el mundo y las personas. Por ello, es necesaria una mentalidad abierta capaz de absorber todo lo que aquí se vive. 

También es importante traer el pasaporte en regla ya que el país vecino, Marruecos, es digno de visitar y conocer. 

Escrito por

Escrito por

Pilu Alba

Realizado con el apoyo de

Asociación Elín

Ubicación

Ceuta, Ceuta, España

Preguntas (0)

Comparte tus inquietudes y resuelve las dudas que te hayan surgido.

Nadie ha hecho preguntas sobre esta experiencia, ¡Anímate y se el primero en preguntar!

Sigue descubriendo más experiencias increíbles

Déjate inspirar por más historias de nuestros voluntarios

Únete a la comunidad

Forma parte de esta plataforma social, entérate de nuevas experiencias, de eventos, de noticias relacionadas y mucho más.

Idioma: Español

  • Español