Voluntariado AVOI

Málaga, Málaga, España1 AñoSemanalSalud y Bienestar

AVOI y el Motivo de mi Voluntariado

Inició en el comienzo de curso 2017/2018; cuando, tras dos duros primeros años de ingeniería, mi carga de estudio disminuyó considerablemente y coincidiendo que justo ese curso iba a tener también clases por la tarde, me replantee la idea de realizar un voluntariado. No tenía muy claro por cuál, pero me apetecía vivir una experiencia que me pudiera llenar y sentir que mi contribución podía ayudar a los demás.

En ese momento me puse en contacto con mi padrino de confirmación, que es pediatra en el materno de Málaga, preguntándole si conocía algún tipo de voluntariado para llevar a cabo ese año y él me recomendó la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI). Un grupo de voluntarios que empezó unos años atrás para acompañar a los niños que sufren alguna enfermedad oncológica durante su estancia en el materno. Su éxito fue tal que, con el paso de los años, la asociación fue creciendo hasta hoy que se encarga de atender a casi todos los niños que ingresan en el materno independientemente de su enfermedad.

Los Primeros Meses

Al comienzo de cada mañana, los voluntarios se dividían en dos grupos distintos: la mayoría de ellos, que eran normalmente aquellos que tenían menos experiencia, se encargaban de recoger a todos los jóvenes pacientes de sus respectivas habitaciones a la séptima planta. Esta era una habitación que estaba a rebosar de juguetes y que se podía desarrollar todo tipo de actividades, tales como: ping pong, videojuegos, manualidades, libros, etc. La labor de los voluntarios es supervisar a uno o dos niños mientras hacíamos compañía, jugábamos con ellos o realizábamos manualidades con los niños más tímidos. A mí, que era el chico más joven y me veían con cara de desenvolverme bien con la tecnología, me encargaba de conectar las consolas y, en ocasiones, jugaba con ellos cuando necesitaba alguien para completar la partida.

Esta fue la actividad que me tocó desempeñar los primeros meses. Como podréis imaginar, estos meses noté que este voluntariado no cumplía para nada con mis expectativas y, de hecho, me replantee varias veces dejarlo porque notaba que mi labor era muy prescindible. Pero, sentí algo en mí que me incitaba a no dejarlo y seguir asistiendo los días que tenía asignados.

La Cuarta Planta: el Cambio de mi Experiencia

Un día cualquiera, la coordinadora, contó conmigo para ir a la cuarta planta junto a unos pocos voluntarios. Aquí, la situación era muy distinta que la anterior. La cuarta planta es aquella en la que se encuentran hospitalizados los niños con casos de cáncer más avanzados. El impacto que te genera es escalofriante al instante, no solo por ver el desgaste físico que genera la quimioterapia en los niños; que, a mi punto de ver es lo de menos, sino la notable escena del sufrimiento de los padres y la total falta de capacidad de socializar de los niños que han pasado parte importante de su infancia en un hospital. En ese momento posiblemente tomé unas de las mejores decisiones de mi vida que era, o dejarme arrastrar por la lástima y dejar el voluntariado, o simplemente actuar con naturalidad e intentar alegrar las mañanas a estos niños.

Las actividades eran muy parecidas a las que se realizaban en la séptima planta pero las formas eran totalmente distintas. Poco a poco empecé a coger más confianza con los chicos, e incluso me atrevía a “chincharles” un poco cuando les ganaba a cualquier juego de mesa o videojuego (siempre con buena intención).  Notaba como los pacientes podían ver en mí una persona más cercana y con el que se podía pasar unas horas divertidas y esto era, sin duda, mi motivación todas las semanas. Fue entonces que entendí por qué mi padrino de confirmación me recomendó este voluntariado. Estos meses fueron los más gratificantes para mí, cada día que llegaba a casa me daba cuenta de lo afortunado que soy y aprendí a valorar más la vida cotidiana.

Escrito por

Escrito por

Kiko

Realizado con el apoyo de

AVOI (Asociación de voluntarios de oncología infantil)

Ubicación

Málaga, Málaga, España

Preguntas (0)

Comparte tus inquietudes y resuelve las dudas que te hayan surgido.

Nadie ha hecho preguntas sobre esta experiencia, ¡Anímate y se el primero en preguntar!

Sigue descubriendo más experiencias increíbles

Déjate inspirar por más historias de nuestros voluntarios

Únete a la comunidad

Forma parte de esta plataforma social, entérate de nuevas experiencias, de eventos, de noticias relacionadas y mucho más.

Idioma: Español

  • Español