Un granito de arena repercutiendo a miles de kilómetros

Sevilla, Provincia de Sevilla, España1 DíaSemanalFin de la Pobreza

¿Ayudar a mujeres que se encuentran a miles de kilómetros de tu ciudad? Es factible y real.

Estar en tu ciudad, con tus amigos, familia y ayudar a personas que están a millones de kilómetros es posible, y no solo es posible hacerlo sino disfrutarlo.

Hace 4 años fui con la fundación Mary Ward a la India, a un distrito llamado Sikim. Estuve en una pequeña ciudad llamada Sadam durante dos meses. Lo que conocí allí me enamoró, me cautivo y a la vez, me entristeció y me hizo plantearme la vida o más bien, la forma en que la miraba y la vivía. Comprendí la importancia del cariño, de valorar cada segundo que tenemos y de saber disfrutar de las pequeñas alegrías que Dios nos brinda cada día.

Pasó un año y nació Rainbow family con la fundación Mary Ward de la mano de personas y amigas maravillosas, a las que hoy, y con este escrito, quiero transmitirles toda mi gratitud y admiración por el trabajo, el cariño y el esfuerzo que ponen en cuidar a todas las niñas que forman parte del proyecto y que son niñas, mujeres y personas con un futuro gracias a ellas.

Ya Mary Ward dijo “Women in time to come will do much” y que este grupo de mujeres se dedique a cuidar con tanto tesón a niñas de Calcuta, es una bendición. Desde aquí, mi más sincera admiración.

En alguna ocasión, hablaba de esos sentimientos encontrados con ellas tras vivir un voluntariado como este, y eso, nos unió. No fundé Rainbow family ni estoy en la gestión ni organización de la misma, pero colaboro en todo lo que creo que puede ser un granito de arena. Como decía Santa Teresa de Calcuta: “lo que hacemos es una gota en el océano, pero el océano no sería lo mismo sin esa gota”. Supongo que mi colaboración es eso, una gota, pero aporto lo que puedo, compaginando estudios y trabajo. Creemos que lo que se puede hacer desde tu ciudad no va a tener una repercusión real en un país lejano como es la India, pero la tiene; además, Rainbow family va haciendo llegar a todos cuáles son los avances, las mejoras y a qué va destinado el dinero que se va recaudando con los eventos y, lo hacen tan palpable y objetivo, que te motiva a seguir aportando esa gotita de la que hablábamos.

A lo largo de estos años han organizado numerosos eventos en los que he podido participar y poco o mucho he aportado con mi colaboración, pero, he sido dos manos más en eventos que han acabado siendo un éxito.

Colaboré en la carrera solidaria “contra la trata” que organizó a nivel global la Fundación Mary Ward. Este evento era especialmente importante para la familia Rainbow porque era su gran oportunidad para darse a conocer así que, ayudé a vender pulseras y a explicar a todos los asistentes qué era Rainbow Family y cómo podían colaborar. Fue un comienzo con incertidumbre e inesperado pero, queridas amigas del Rainbow Family, ¡qué de cosas habéis logrado en 2 años!

Empezaron con el evento del bar “Aljibe” donde ofrecieron tapas y bebidas para poder recaudar dinero y así financiar la instalación de máquinas potabilizadoras de agua y ventiladores en los “Rainbow Homes”, sí, algo tan básico era necesario. Colaboré con algo tan sencillo como hacer dos tartas. Las porciones las vendieron a un precio asequible y consiguieron parte del dinero con algo tan simple como cocinar para un evento recaudatorio.

Otro de los eventos organizados “el concurso de paellas” tuvo incluso más éxito que el anterior. En el evento no solo hubo bebidas y comida sino también un sorteo. ¿En qué colaboré? En vender papeletas; vendí cerca de 100 papeletas a 1 euro cada una…no es gran cosa, pero evidentemente, los resultados no hubieran sido los mismos sin mi pequeña aportación.

Ocurrió algo horrible durante el invierno, ya que debido a las fuertes tormentas que asolan la India, las ventanas del hogar Rainbow terminaron completamente destrozadas. Es por ello por lo que, en Navidad, las chicas Rainbow organizaron un evento que, una vez más, superó las expectativas. Ayudé vendiendo igualmente papeletas, ayudando en la cocina y ordenando todo horas antes del evento junto al resto de voluntarias. Fue tal el éxito, que las ventanas pudieron ser reparadas en poco tiempo. Sé, hoy por hoy, que las niñas pueden tener un lugar donde cobijarse porque, entre mil aportaciones, yo colaboré en una.

Hubo un tercer evento “El mercadillo solidario” donde recaudaron el dinero necesario para el campamento de las niñas Rainbow que, al fin y al cabo, son niñas y una buena forma de cuidarlas también es haciéndolas disfrutar y dejarlas ser niñas. Aporté de nuevo mis dotes culinarias y cociné galletas para que pudieran ser vendidas en el mercadillo. Se acabaron y una vez más, pude aportar ese granito o gotita del que hablábamos.

Mi última colaboración fue, tras la puesta en venta de sudaderas en colaboración con “The Lift”, hacerme fotos con ella para poder publicitarlas y venderlas. He de ser sincera cuando digo que no soy muy amiga de las fotos y de hacer de modelo pero, algo tan sencillo podía tener una consecuencia tan grande…y ¡sorpresa! La tuvo…vendieron todas las sudaderas y tuvieron que pedir un segundo stock…y todo ese dinero se destinó a permitir que cada una de las niñas del proyecto tuviera un abrigo para el duro invierno en Calcuta. La organización, de hecho, mandó fotos por sus redes sociales haciendo participes a todos los que colaboramos con la causa para hacernos llegar que sí, que todo lo que hacemos en la vida tiene una repercusión. Y esto, era una enorme y grata repercusión.

Sé que es complicado compaginar un voluntariado con el ritmo frenético de vida que llevamos, pero ¡ES POSIBLE! Con pequeños gestos podemos conseguir grandes cambios en el mundo. No solo son importantes las consecuencias, sino el camino recorrido, todo lo que te enseña y te aporta trabajar con una organización, codo con codo. Ver resultados que creías imposible ver estando en España es indescriptible y hay que vivirlo.

Gracias India, gracias Rainbow family y gracias por todo el que hace posible que las mujeres en la India sigan teniendo oportunidades o al menos, la libertad de decidir.

Escrito por

Escrito por

MJoseFdezAramburu

Realizado con el apoyo de

Rainbow Family - Fundación Mary Ward

Ubicación

Sevilla, Provincia de Sevilla, España

Preguntas (0)

Comparte tus inquietudes y resuelve las dudas que te hayan surgido.

Nadie ha hecho preguntas sobre esta experiencia, ¡Anímate y se el primero en preguntar!

Sigue descubriendo más experiencias increíbles

Déjate inspirar por más historias de nuestros voluntarios

Únete a la comunidad

Forma parte de esta plataforma social, entérate de nuevas experiencias, de eventos, de noticias relacionadas y mucho más.

Idioma: Español

  • Español